Crear una Universidad Nacional en Santa Fe

Crear una Universidad Nacional en Santa Fe

Visto: 206

En mayo de 1913 Juan Álvarez, un intelectual ilustre de la ciudad, propuso un proyecto de ley para crear una universidad nacional en Rosario, porque a pesar de no ser la capital provincial, tenía una población superior a las de otras ciudades del país cuando se crearon sus universidades. 

Asimismo, los establecimientos educativos radicados en la ciudad estaban desorganizados, problema que se resolvería con la creación de una institución que los nucleara a todos. Esto generaría no sólo la optimización de recursos financieros, sino también la programación conjunta de actividades. Además, el crecimiento de la ciudad y su identidad se verían favorecidos tal como  en su momento las universidades habían logrado resaltar las ciudades de Córdoba y La Plata.

Álvarez reconoce en estas universidades un antecedente valioso para su proyecto al que incorpora también los siguientes: el presentado por el Senador Nacional Joaquín V. González  de crear una universidad Politécnica, el del Diputado Nacional Lisandro de la Torre para crear la escuela Libre de Medicina, el del Ingeniero Julio Laporte para crear la Facultad de Ingeniería, el del Diputado Nacional Dr. Rafael Castillo para crear universidades nacionales en las ciudades de Tucumán y Mendoza y el del Senador Provincial Luis V. González para crear la Facultad de Medicina dependiente de la Universidad de Santa Fe, todavía bajo el gobierno provincial.

El proyecto de ley de Juan Álvarez proponía un modelo autárquico de gobierno para la universidad por medio de un Rector, un Consejo Superior compuesto por delegados docentes y una asamblea formada por todos los docentes de la casa. El control del gobierno central comprendería la rendición de cuentas anuales por los fondos recibidos y una memoria, al ministerio competente, sobre los avances científicos y los aspectos administrados del periodo. 

Joaquín V. González promueve  también un proyecto de ley de creación de la Universidad Nacional de Rosario que sólo difiere del proyecto presentado por Álvarez en el número de institutos que la integrarían, agregando las ciencias humanas y sociales. Su pensamiento se focaliza además, en la falta de articulación de todo el sistema educativo y la dispersión de los esfuerzos de los gobiernos provinciales y del gobierno central.

A partir de 1915 comienza a dibujarse en el Congreso nacional una variante de todos estos proyectos, los cuáles habían contado desde un principio con el firme apoyo de los rosarinos, que entre otras acciones presentaron una petición de 5.000 firmas al presidente Roque Sáenz Peña. 

La decisión final se toma el 17 de octubre de 1919 al promulgarse la ley 10861 por la que se crea la Universidad Nacional del Litoral. Esta universidad no se limitaría a Rosario, sino que abarcaría instituciones ya existentes y otras a fundarse en las ciudades de Paraná, Corrientes y Santa Fe, siendo esta última ciudad sede del rectorado.