Arquitectura en la Facultad de Ingeniería: el bar de OVEA y otros recuerdos

Arquitectura en la Facultad de Ingeniería: el bar de OVEA y otros recuerdos

Visto: 302

En los inicios, las carreras de Arquitectura e Ingeniería compartían edificio. Por 1960 el bar de la Facultad estaba a cargo de la Organización Viaje de Estudios de Arquitectura (OVEA), que funcionaba como galería de arte que vendía y alquilaba pinturas y así recaudaba fondos para los viajes de estudio fin de cursado de Arquitectura.

En la década del ´60, la carrera de Arquitectura pertenecía a la denominada, en ese entonces, “Facultad de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales Aplicadas a la Industria” y  utilizaba para el dictado de sus clases todo el segundo piso de la Sede de Av. Pellegrini 250, "ahí estaban los grandes talleres, por ejemplo el del profesor Aprosio Benetti" cuenta Zenón Luna, ex Vicedecano de la FCEIA.

“Ingeniería ocupaba el tercer y primer piso y planta baja, salvo en la esquina que estaba ubicado el Bar de OVEA: Organización Viaje de Estudios de Arquitectura. Era un grupo que estaba muy bien organizado. Era conocido que las carreras de Arquitectura, con OVEA y CEMUR, de la Facultad de Medicina, eran los que hacían los mejores viajes” relata Zenón Luna.

“En ese entonces recuerdo que hicieron un viaje de 7 meses por toda Europa. Para poder acceder a esos viajes tenías que ser estudiante de la carrera de Arquitectura y estar en el último año, en quinto o sexto. Nosotros en Ingeniería teníamos otro que se llamaba OVEIC, Organización Viaje de Estudios de Ingeniería Civil. Cuando ya estábamos en el año que viajábamos pasaba a ser OVEDIC, no me acuerdo qué significaba la D” cuenta Zenón Luna.

En primera persona: el bar de OVEA por Horacio Quiroga

Un ex alumno de la carrera de Arquitectura de ese momento, Horacio Quiroga, cuenta en una entrevista realizada para A&P Periódico, publicación de la Facultad de Arquitectura (UNR) que el bar de OVEA había sido ganado por concurso por Augusto Pantarotto y, en uno de los patios, tenía un stand diseñado por Jorge Scrimaglio que pertenecía al grupo El Ateneo Universitario, que era un grupo vinculado a la Iglesia. En la entrevista, Horacio Quiroga relata:

“En esa época, todas las facultades tenían su grupo de Viaje de Estudios, al terminar la carrera: era algo extraordinario. Y en la nuestra estaba la agrupación O.V.E.A. El bar era un punto de encuentro y a mí –que estaba vinculado a O.V.E.A., necesitada de recaudar fondos- se me ocurrió convertir ese lugar en una galería de arte: pusimos tela de arpillera contra las paredes y unos spots de iluminación. Recuerdo que la inauguración, que fue publicada en los diarios y todo, fue con una exposición de pintores de vanguardia. El espacio se volvió muy popular y querido por los artistas porque vendíamos mucho; teníamos un mercado cautivo al cual le vendíamos las obras en cuotas e incluso, las alquilábamos: ¡una compañera se había alquilado por seis meses un Uriarte de dimensiones descomunales por pocos pesos! Nosotros hacíamos un contrato con los pintores que accedían a esa modalidad. Ese año, este espacio vendió más que todas las demás galerías de la ciudad juntas. A la exposición de Mele Bruniard la vendimos entera.

Fue un ingreso muy bueno para el viaje de estudio. Todos los años, los asociados a O.V.E.A. aportaban pagando su cuota y cuando llegabas a sexto año, pasabas a integrar el C.O.V.E.A. (Consejo de la Organización para el Viaje de Estudios de Arquitectura) y ahí teníamos que juntar dinero de todos lados. Nosotros tuvimos una “desgracia cambiaria” por lo que nuestro viaje, que había sido muy bien planeado, terminó siendo de una pobreza franciscana... hubo mucho hambre, yo perdí 16 kilos. Íbamos en combis y parábamos en carpas en campings, pero de los campings hasta los centros de las ciudades había que caminar siempre varios kilómetros de ida y vuelta”.

El recorrido de Arquitectura hasta llegar a la Siberia

La Facultad se inaugura en 1920 y tres años después se incorpora la carrera de Arquitectura, que inició sus actividades con los cursos para primero y segundo año, los cuales contaban con 37 y 22 alumnos. En ese momento la facultad dependía de la Universidad Nacional del Litoral. Cuando se crea la Universidad Nacional de Rosario, el 29 de noviembre de 1968, el nombre de la casa de estudios era: Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Arquitectura.

En 1971 se crea la Facultad de Arquitectura, dando lugar a un nuevo cambio de nombre: Facultad de Ciencias Exactas e Ingeniería. En julio de 1973, la Facultad de Arquitectura se traslada a su nueva sede en calle Berutti 2121, parte de la incipiente Ciudad Universitaria de Rosario, conocida como “La Siberia”. En ese momento, le otorgan pabellones de aulas construidos por el Grupo IRA (Industrialización y Racionalización de Arquitectura). Hacia 1988, la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño se traslada a su actual sede, ubicada también en la Siberia, en Riobamba 220 bis.

 

Agradecimientos:

A Zenón Luna por su relato.

A  Claudina Blanc y Daniela Cattaneo por el material de la Facultad de Arquitectura. Ambas son investigadoras del CURDIUR. CONICET-UNR. Daniela Cattaneo también es Profesora Adjunta de Diseño Arquitectónico de la Escuela de Ingeniería Civil de la FCEIA. Son autoras del artículo: 
"El arquitecto intelectual en ciudades intermedias. Reflexiones entre redes y espacios de cultura del siglo XX". 

 Al Centro de Documentación Visual. FAPyD. UNR por las imágenes.