Investigar en la FCEIA durante más de 25 años

Investigar en la FCEIA durante más de 25 años

Relato de Rosa Mirtha Fuentes, quien se desempeñó como investigadora en la Facultad durante más de 25 años. En el 2018 fue reconocida como Arquitecta distinguida por el Concejo Municipal de Rosario por su labor en defensa del medio ambiente. 

Rosa Mirtha Fuentes es arquitecta recibida en la entonces Facultad de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales Aplicadas a la Industria, actual Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura. Desde sus inicios en la profesión se interesó por la ecología urbana y las viviendas sociales. Durante más de 25 años se desempeñó como directora de un equipo de investigación en la FCEIA trabajando sobre estos temas. En reconocimiento a su labor en defensa del medio ambiente Mirtha fue declara en 2018 arquitecta distinguida por el Concejo Municipal de Rosario. A continuación un relato de su paso por la Facultad en su rol de investigadora:

Durante el proceso militar me vi obligada a salir de la Facultad de Arquitectura. El decano no quería tener un equipo de investigación que yo dirigía y deseaba poner el acento en la docencia de grado. Por eso fui a ver al decano Galli (de la Facultad de Ingeniería) a quien le interesaron los temas de investigación en ecología urbana y en vivienda de interés social. Me alojó en una oficina de la planta baja, al lado del equipo del Ing. Di Sarli. Así por 25 años trabajé en esa prestigioso Facultad, no podría olvidar que allí había enseñado Beppo Levi, ni tampoco que en el primer piso se dictó la primera cátedra de planeamiento de América del Sur, a cargo del Ing. Arq. Carlos Della Paolera.

Era una facultad de hombres, no porque no hubiese mujeres sino porque la mayoría de los puestos claves Decanato, Departamentos de Mecánica Aplicada, de Diseño Industrial, etc. eran ocupados por varones. No era fácil en esa época estar como Directora de Investigación de un equipo interdisciplinario, las presiones a veces eran directas a mi o indirectas: cambio de localización, sugerencias, etc. Sin embargo esto ha cambiado, hoy es decana una mujer e incluso fue precedida por otra ingeniera. La equidad y la igualdad de oportunidades por género también llegó aquí.

En esta casa trabajamos bajo la dirección de distintos decanos Galli, Funes, Bortolato, Cisaruk, Asteggiano, entre los que recuerdo. En esta facultad hicimos para el intendente Usandizaga estudios sobre la contaminación atmosférica de los vehículos de motor (en especial ómnibus), entregamos la ordenanza N° 4546 sobre negro de humo de los escapes de los vehículos urbanos. También organizamos con el Instituto de Transporte, dirigido por el ingeniero Adjiman, los cursos para conductores de ómnibus urbanos .

En 1994 presentamos el curso de "comunicadores de riesgos ambientales" con el patrocinio del Consejo Deliberante, seguido por 1000 alumnos que incluyó la innovación de educación a distancia. Además se realizaron jornadas sobre contaminación atmosférica con la presencia de funcionarios de Buenos Aires y de la ONG en Defensa del Aire Puro. Se realizó con el aval de la Facultad asesorías ambientales en la ciudad y la región a Campo Industrial de Pueblo Esther, Celulosa Argentina, etc.

Con asesoramiento del instituto de Geotopomorfología se presentó y sancionó la ley vigente sobre el humedal de la laguna de Melincué. Toda esta tarea y muchas más que no se mencionan por la necesidad se síntesis siempre recibieron el apoyo de la Facultad. Debo agradecer las posibilidades que me brindaron para realizar por un cuarto de siglo mi tarea de Directora de Investigación del Consejo de Investigaciones de la UNR. Fue para mí y mis colaboradores un segundo hogar. Asimismo deseo destacar la tarea del personal administrativo y de maestranza que siempre colaboró con nosotros. Por todas estas razones adhiero entusiastamente al 100 aniversario de esta Facultad.

Mirtha Fuentes.


Imprimir